Dentro de 20 años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste. Así que suelta las amarras, navega lejos del puerto. Explora, sueña, descubre

- Mark Twain

El primer problema que quiero que resolvamos juntos

Por Dr. Christopher Ureña Chacón - 2017
Nos encontramos en una época en la que cada día más nos enteramos a través de las noticias que los sistemas de pensiones de todos los países están amenazados, no me quiero imaginar qué va a pasar dentro de 20-30 años cuando nos llegue el turno de jubilarnos...​​

¿Contaremos con una pensión digna?

¿En verdad queremos trabajar hasta los 70 años para hasta ese momento empezar a disfrutar nuestros años dorados?
Yo no sabía que ya habíamos cambiado de era, de la era industrial a la era de la información, hasta que empecé a notar cómo en la actualidad todo se ha automatizado, y cómo muchas industrias han ido quedando en el olvido con la aparición del internet... al igual que muchos trabajos...

¿Interesante? No tanto cuando es alguien a quien conocemos a quien le sucede.

Puede que te esté pasando a ti o a alguien muy cercano, que grandes compañías simplemente deciden hacer "reestructuraciones" y se pierden todos los días empleos que algún día nos ofrecían seguridad.

O talvez ese no es tu caso, pero ya estás cansado de estar en una 
peligrosa zona de confort.

Imagínate esta escena:

Todos los días levantarse temprano con el sonido del
despertador (probablemente usas tu smartphone para eso), alistarse, dirigirse a tu trabajo (probablemente a través de un gran embotellamiento), perder una hora de tu vida dentro de un vehículo, llegas a tu trabajo y cumples tus funciones por un tercio de tu día, para luego tomar de nuevo el transporte que te lleva a través de otra hora de embotellamientos hasta tu casa, alistar la cena y sentarse a ver TV hasta que te de sueño para irte a la cama y reiniciar al día siguiente...

No se tu pero, ¡
no me suena a la vida de los sueños de nadie!

Lo que me lleva a otro tema, ¿en qué momento nuestros
sueños se empezaron a perder?, ¿acaso fué cuando entramos a nuestra primera adultez?, ¿en qué momento las responsabilidades y tareas del día a día por sobrevivir empezaron a reemplazar aquellos sueños que teníamos cuando niños o adolescentes?
¿Estás viviendo la vida de tus sueños? Es una pregunta que queda entre tu y yo (no le diré a nadie...)

Y creo que la pregunta se responde así...

Imagínate sólo por unos minutos...

¿Si en estos momentos tuvieras en tu cuenta bancaria el equivalente a
$1 millón de dólares, seguirías haciendo lo que estás haciendo?...

Respira un momento e
imagina que recibes la llamada de un abogado que te dice que una tía lejana, que no conocías, ha fallecido y te ha dejado una herencia de $10 millones de dólares para ser depositados mañana mismo en tu cuenta bancaria.


Sin hacer preguntas, todo es legal, ningún truco, sólo una herencia a tu favor...


Probablemente te vienen un montón de planes a tu cabeza, piensa en la persona en que te podrías
convertir, las causas a las que podrías ayudar, las iglesias a las que podrías donar, las fundaciones que podrías crear, los lugares que podrías visitar y por último, las cosas que podrías comprar...


Con $10 millones de dólares en tu cuenta, no tienes límites... ¿qué harías?


De eso se trata mi punto de vista.

​No se trata de dejar de trabajar,
se trata de volver a soñar, de aprender algo que nunca nos enseñaron en la escuela, colegio, universidad, ni posgrado: Educación Financiera


Por eso te invito a que veas el siguiente video que no toma más de 4 minutos, para explicar mejor mi punto de vista, y cuando termines de verlo, ingresa tu nombre y tu email para enviarte totalmente
GRATIS, la guía que he creado para ir poco a poco saliendo de este círculo vicioso: "5 TIPS PARA MEJORAR MI RELACIÓN CON EL DINERO Y JUBILARME JOVEN"